Las compañías de seguros como Rímac, Mapfre, BBVA, BCP, entre otros ofrecen cada vez más ventajas a sus clientes. Una de ellas, especialmente en estos difíciles tiempos de crisis, es la posibilidad de pagar las primas de los seguros de coche a plazos.
Con este sistema, es posible pagar en un solo plazo una prima que normalmente debería pagarse por adelantado.

Mejor planificación

Esta opción no es realmente una medida de ahorro, pero puede ayudarnos a planificar mejor nuestros gastos, lo que no está mal al comienzo del nuevo año, para el que probablemente estés preparando tu presupuesto. Sin embargo, es importante informarse de las condiciones de las empresas: recuerde que algunas incluyen bonificaciones si el pago se realiza de una sola vez y puede que no merezca la pena pagar a plazos; otras cobran un extra en función del tipo de cuota que elija y muchas otras permiten repartir los gastos sin aplicar ningún tipo de recargo. También hay que tener en cuenta que puede haber un precio mínimo de la póliza que hay que cumplir para poder solicitar un pago fraccionado.

Permanencia


El pago a plazos es, sin duda, una opción muy práctica para aquellos que no pueden permitirse pagar a plazos. Sin embargo, es importante destacar que no se trata de un fraccionamiento del seguro, es decir, el asegurado no puede rescindir libremente el contrato al final de uno de estos pagos, sino sólo al final de cada cuota anual. Es decir, el asegurado adquiere un vínculo duradero con la compañía hasta que haya abonado las anualidades en las que ha dividido la póliza (mensual, trimestral, semestral, etc.).

Otra de las ventajas que ofrecen las aseguradoras es la posibilidad de agrupar en una sola factura mensual el pago de toda la cartera de pólizas contratadas por los distintos miembros de la unidad familiar, siempre que se presenten como asegurados y estén identificados en la compañía.

Como ves, el sector asegurador trata de facilitarte la planificación financiera para el nuevo año. Planificación y toma de decisiones.

Seguro de coche a plazos

Las compañías de seguros ofrecen cada vez más ventajas a sus clientes. La posibilidad de pagar el seguro de coche a plazos es sólo una de ellas, pero también podemos destacar el descuento por no siniestralidad, la asistencia jurídica en caso de accidente o robo del vehículo, un peritaje rápido, etc.

La posibilidad de fraccionar la prima en varios pagos es hoy en día ofrecida por la mayoría de las compañías a sus clientes. De este modo, el aspecto económico ya no es una excusa para conducir sin un seguro válido, con las graves consecuencias que ello conlleva. De esta forma, los conductores pueden proceder al reembolso de la póliza de una forma más cómoda.

¿Cuál es la posibilidad de fraccionar el pago del seguro de coche?

Normalmente, el seguro de coche tiene una validez de un año, la prima se paga por adelantado y se renueva automáticamente. En lugar de pagar el importe correspondiente cada seis meses o cada año, la posibilidad de pagar a plazos facilita el pago de la prima repartiéndola en varios plazos.

Si una persona no puede pagar la totalidad de la prima del seguro, es aconsejable que pregunte al servicio de atención al cliente sobre las posibilidades. Si una póliza de seguro puede pagarse a plazos, la compañía suele fijar las fechas de vencimiento para el pago.

Es importante tenerlo en cuenta:

Cada aseguradora establece un determinado número de plazos y unas determinadas condiciones. Esto depende del tipo de seguro contratado y del importe total de la prima.
En muchos casos, el precio de la póliza tiene que alcanzar un mínimo para poder acogerse al régimen de pago fraccionado. Si el importe es inferior al límite, el usuario está obligado a pagar la prima de una sola vez.
En el caso del pago a plazos, los periodos de pago más habituales son el mensual, el trimestral o el semestral. Aunque el cliente puede manifestar sus preferencias, es la compañía la que, en última instancia, establece las condiciones. Así, es posible dividir la prima en 2, 4 o 12 pagos al año.

¿Aumenta el precio si se fracciona el seguro del coche?


Al igual que ocurre con otros servicios cuyo pago se puede fraccionar, el fraccionamiento de la prima del seguro del coche puede suponer un aumento del importe total. Este es uno de los principales inconvenientes de esta opción, aunque el incremento varía en función del tipo de aplazamiento acordado. En el caso de los pagos semestrales, el incremento de la prima suele ser menor que en el caso de los pagos trimestrales o mensuales.

Sin embargo, también es posible encontrar compañías que permiten los pagos fraccionados sin ninguna comisión. En este caso, es importante que todos los puntos estén escritos en el contrato para evitar problemas en el futuro.

Hay que tener en cuenta que pagar el seguro en un solo plazo es siempre la opción más económica.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *